TIPS Y CONSEJOS SOBRE VINOS

  • Tweet
  • Pin It
  • a edad del vino se mide por la añada, es decir, el año en que la uva fue recogida del campo. Este año deberá estar consignado en la etiqueta.
  • Las añadas pueden ser muy diferentes en función de múltiples factores, siendo de gran importancia el clima que existió durante el año.
  • Es recomendable que el vino permanezca en un lugar oscuro, tranquilo, sin vibraciones y lejos de los ruidos fuertes, donde la botella pueda estar recostada, para que el líquido esté en contacto con el corcho y así no le entre aire. La temperatura del lugar donde se guarden los vinos debe ser estable para que se conserven bien.
  • El vino blanco debe ser lo más joven posible para que se pueda sentir su aroma, finura y color ideal.
  • Los vinos blancos suelen tener una vida más corta que los vinos tintos. Pocos vinos blancos suelen durar 2 ó 3 años, mientras que un buen tinto puede llegar a durar varias décadas.
  • Tenga cuidado con el vino tinto: no todos son para guardar indefinidamente, especialmente los jóvenes. Solo los que han tenido maduración en madera se pueden guardar más tiempo.
  • El vino tinto debe abrirse con la mayor anticipación posible, antes de beberse, para que se oxigene y pueda brotar el “bouquet” que le es propio.
  • Decante su vino cuando tiene tiempo de guardado, ya que es natural que en el fondo de la botella se depositen sedimentos, especialmente en el caso de los vinos tintos añejos. Los vinos blancos no se decantan.
  • Un buen vino tinto no debería tener más de 13 – 14 grados; los blancos de 10 a 11 grados, aunque pueden tener otras graduaciones en función del tipo y origen del vino.
  • El vino blanco se debe tomar a una temperatura de 7°C a 8°C y el vino tinto de 17°C a 18°C. Tomarlos a temperatura ambiente no siempre es lo ideal, sobre todo en ciudades cálidas. No es agradable tomar un vino blanco a una temperatura mayor a los 8°C, ni un vino tinto a más de 18°C. Un vino muy caliente se torna pesado y ácido.
  • Nunca sirva una copa de vino hasta el borde. Solo sirva un tercio de la copa para que pueda mover su contenido y apreciar el color y aroma del vino, que brotan luego de moverlo suavemente.
  • Las copas no deben lavarse con jabón, pues éste queda en la copa y le cambiará el sabor a su contenido. Lavarlas con agua caliente es suficiente para su limpieza.
  • Busque, para sus comidas, el vino que más le ayude a realzar los sabores. Debe equilibrar los sabores fuertes con vinos de cepas más densas; vinos jóvenes o poca madera, con comidas ligeras no muy condimentadas.
  • Si no termina de tomarse la botella de vino ya abierta, tápela y guárdela en el refrigerador 2 o 3 días para después abrirla y disfrutarla.
  • Las tarjetas de degustación utilizadas en las catas de los vinos por lo general contienen los siguientes conceptos que son los principales atributos y características que son evaluados:
          Fruta : Poco o muy afrutado.
          Sequedad o dulzor : Grado de azúcar del vino, este va desde seco a dulce.
          Cuerpo : De ligero a mucho cuerpo.
          Taninos : Desde nada tánico a muy tánico.
          Madera : Desde nada a mucha madera.
          Complejidad : Valora elementos diversos del vino como cuerpo, grado de acidez, redondez, final prolongado, etc.
          Potencial de guarda : Generalmente los vinos tintos jóvenes se deben tomar dentro de un tiempo prudencial,
          mientras que los vinos de crianza pueden guardarse durante mucho tiempo bajo condiciones apropiadas
          evolucionar notablemente.
  • A fin de cuentas, el mejor vino es el que más le guste a usted, sin embargo, le recomendamos que sea Ocucaje ….  ¡Disfrútelo!
  • Tweet
  • Pin It

Leave a Reply

Cancelar respuesta